Arranca el Salón del Cómic de Madrid

dic 11th, 2009 | By Alberto Payo | Category: Últimos Kekortos

Y ya van doce ediciones. Aunque cada vez más los pasillos del Pabellón de Convenciones de la Casa de Campo se ven inundados por las nuevas generaciones de manga-adictos aún hay un sitio para los antiguos aficionados a los comics, a.k.a tebeos. Ellos, auténtico “espíritu” del noveno arte, se lanzaron al mundillo de papel sujetos a los designios de sus quiosceros, en soledad, careciendo del omnisciente Internet y sin conocer la autodenominación de “frikis”.

expocomic banner

Doce años después de sus orígenes y un poco más tarde de lo habitual (suele celebrarse a finales de noviembre, principios de diciembre) vuelve Expocomic, la cita que reúne a todos los fans del mundillo de las viñetas. Es cierto lo que decimos más arriba y parece que la feria se haya convertido en una concentración de aficionados al manga que aprovechan las jornadas para lucir sus disfraces más estrambóticos (el domingo de hecho es el día dedicado al manga).

Lo que han cambiado las cosas en poco tiempo. Aún recuerdo cuando no hace más de un lustro, época en la que el evento se hacía en el Palacio del Conde Duque, las únicas muestras que se veían del gusto japo eran un par de “animadores” enfundados en calurosos disfraces de Doraemon y Shin Chan y algún otro merchandising de Bola de Dragón y compañía.

expocomic clasicoPero la organización no se ha olvidado de los fans clásicos, no señor. El programa esta edición viene cargadita de figurines. Algunos firmarán y nos deleitarán con algún dibujito para el recuerdo personal y otros hasta nos darán clases magistrales. Entre los primeros ya incondicionales de la feria como Purita Campos, Azpiri, Pasqual Ferry y Mark Buckingham y algunas caras nuevas como Salva Espín, Juan Giménez, Mauro Entrialgo y David Aja. Los profes serán Luis Royo, Tim Sale, Adi Granov, Barry Kitson y Lewis Trondheim.

Tampoco faltarán los charlas, las proyecciones de cortos y otras actividades como la entrega de premios Expocomic. Mucha tela sin embargo para un espacio tan reducido. La gente del mundillo lleva tiempo diciéndolo: se haría necesaria una sede más grande donde las conferencias (escasas en esta ocasión), las exposiciones y los talleres pudieran tener su propia “independencia” y no estar mezclados con el bullicio de los transeúntes comiqueros y los stands.

No obstante, Kekorto estará presente en el “Salón” e intentará traerse, además de montañas de cómics, un material jugoso jugoso.

Aquí puedes consultar más cositas de Expocomic 2009, como:

- El cartel oficial.

- El horario de las actividades.

- La lista de los premiados.

- La relación de autores invitados.

Tags: , , , , , ,

5 comments
Comentar »

  1. [...] This post was mentioned on Twitter by Alberto Payo, kekorto. kekorto said: para abrir boca respecto a #expocomic nos metemos con los manga-okupas y lo reducido del recinto http://bit.ly/8rNQfB [...]

  2. Estaré por allí mañana por la mañana… a ver si nos encontramos por allí. Saludos!

  3. Lo que es no tener ni puta idea, vamos.

  4. De lo que si tengo una idea es de que la explanada del recinto estaba llena de quinceañeros poco bronceados, ellos con pita andrógina, ellas con muchas ganas de ser portada de la Interview, con la excusa de disfrazarse de personajes fantásticos lucían sus quinceañeras carnes al gélido frío glacial. Y sobre todo, un nauseabundo olor a noodles instantáneos llenaba la atmósfera en una hora gastronómica que nadie sabe si era el desayuno, media mañana o almuerzo (qué más da la hora a la que se coma si se hace solo para aparentar).
    Ser mujer en un mundo lleno de hombres con obvia abstinencia sexual es halagador. Le hace a una sentirse deseada cuando por la calle no la mira ni el tonto del barrio. Pero, claro, cuando el Expocómic se limitaba a atraer a gordos y tímidos lectores y a lesbianas postmodernas, cual secuencia de apertura de una película de Kevin Smith, todo era más sencillo, bastaba con no ir vestida con una camiseta tres tallas más grande para llamar la atención. Cuando el encuentro se convierte en un hervidero de fideos adolescentes plagados de hormonas y de necesidad de demostrar que son más guays que el grupito de al lado… entonces hay que echar toda la carne en el congelador y conseguir una peluca mucho más fucsia que las demás…
    Pero si hay algo que hace ganar puestos a los otakus con respecto a los freaks de siempre es que dentro de veinte años los freaks seguirán siendo gordos, gafotas, probablemente vírgenes y seguirán viviendo con sus padres si no les ha independizado un trabajo como dibujantes o vendedores. Los amantes del japo habrán, sin duda, madurado. Tendrán hijos, trabajo en una multinacional y habrán pasado por 4 tribus urbanas diferentes, quemando sus disfraces una y otra vez en el camino. Porque eso no es una afición es un capricho adolescente.
    Por cierto ¿no hay un salón del manga para eso?

  5. Ir a un Expocomic y no comprarme ninguno. Puestos con artículos sin precio y poco material. Exposiciones que rara vez me interesan. Disfraces y espadas de cartón. Desilusión. Pero siempre nos da jocosos momentos y comida china. Hasta el año que viene.

Comentar

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. OK | Más información